COMO SE DICTABA CLASE EN LOS AÑOS CINCUENTA.

Por: José Edilberto Zuluaga Gómez

Usaban la regla para castigar a los niños en las nalgas o le hacían poner la mano abierta. Algunos profesores, presumiblemente con formación militar, controlaban a los  niños,  bastante excitados por la  violencia y la intolerancia en algunos hogares, en la iglesia, en la calle.

Los niños de  la escuela Manuel Gutiérrez  recibían leche y queso amarillo proveniente del gobierno americano. La leche era en polvo y los niños, por turnos, llevaban el agua caliente. Sin embargo, algunos jóvenes de esa época no querían estudiar y le cogían pereza a la escuela, para los que no mereció importancia la educación y los profesores. Cada día se alejaban de ellos y se acercaban a otros comprensivos y humanos. Algunos profesores del colegio recién egresados, nombrados profesores, salidos de establecimientos de otros municipios,  querían imponer  la disciplina a la brava y enseñar a las carreras generando una resistencia en las aulas.

 Existía una costumbre muy desagradable llamada “cargadilla”. Los profesores no eran amigos de los estudiantes y eran acusados en el colegio de lo que hacían en la calle.

El colegio fue fundado en 1.934.

Aprendían de memoria, el último día, antes del examen, el contenido de la materia y  obtenían excelente nota. Los buenos estudiantes no tenían que hacer esfuerzos, simplemente estar atentos, y se volvían unas lumbreras. Ser buen estudiante en ese tiempo era muy fácil.

Hay que anotar muchas cosas buenas y dignas de recordar del colegio Pío y la Normal como la biblioteca, los centros literarios, la actividad teatral, y la declamación. Ahora, los periódicos y el periodismo han jugado un papel importante en la formación intelectual de Aranzazu. Debemos aprovechar el potencial que tenemos, así la educación y la cultura serán cada vez mejores.  Hoy es evidente la calidad de los profesores y la exigencia de los alumnos.

About the author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: