Curiosamente el himno de Aranzazu se canta mal.

Por: Jorge William Duque Zuluaga

La historia de nuestra composición poética y musical de tono solemne que representa y ensalza nuestras costumbres y cultura, en cuyo honor se interpreta en actos públicos y otros, es razón de una crítica que vale la pena no pasar por alto.

Como reseña histórica se dice que al escuchar el poema “Canto Emotivo” del doctor Samuel Arturo Meza Posada creado el 15 de diciembre de 1940 y declamado años después en el Teatro Peláez, José Luis Ramírez Arcila, hombre de alto civismo, llevo la idea al maestro Juan Crisóstomo Osorio para que el hermoso municipio de Aranzazu tuviera por fin un himno, que hasta entonces carecía de él. Sin más espera el maestro Osorio el 3 de agosto de 1942 trazó la tarea y en tan solo 3 horas creo las partituras y estas bellas notas se escucharon el en piano y la voz de Susana Vanegas profesora de la Normal Sagrado Corazón.

Ramírez Arcila insistente en su idea presentó al concejo municipal la majestuosa obra y un año después el 6 de agosto de 1943 fue aprobado por el acuerdo número 39 de ese año la canción patriótica que hoy con tanto orgullo se entona “El Himno a Aranzazu”.

Pero en todo ese romántico relato de la historia no todo fue perfecto, si usted mientras lee esto y antes de continuar, cantara la primera estrofa del himno Aranzazu… Quien frisa en tus…, mientras lee los siguientes párrafos se dará cuenta de que lo ha estado haciendo mal durante muchos años.

No sabremos a quién culpar dado que en las escuelas y colegios del municipio se ha enseñado de tal manera y se repite el error cada vez que se entona, sin duda alguna un docente en algún momento de la historia lo cambió por equivocación y así se siguió enseñando generación tras generación. Entonces vamos a mostrar el error para que lo sigamos haciendo correctamente.

El himno que canta la mayoría de aranzacitas dice:

Quien frisa en tus puertas de plata y de oro

Como en la fachada de un alcázar moro…

El himno realmente dice:

Quien frisa en tus puertas de grana y de oro

Como en la fachada de un alcázar moro…

El poema original cuanta con 15 estrofas de las cuales el maestro Juan Crisóstomo escogió 5 para el canto insignia de Aranzazu.

Concluimos haciendo énfasis en que hagamos de esta información un pliegue para que los que no conocen realmente la letra lo sigan haciendo bien.

About the author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: