El Plan Municipal de Desarrollo, en que consiste y por que participar.

juiocesar

JULIO CESAR CASTAÑO ARIZA

Administrador Público

Orgulloso descendiente de Aranzacitas

La formulación del Plan de Desarrollo para el periodo 2016-2019, es una de las tareas más importantes que tiene al frente la administración municipal posesionada hace algo más de un mes. No solo por la obligación legal de su expedición, definida en la constitución política y en la ley 152 de 1994, si no que el Plan de Desarrollo define como se lograran los objetivos propuestos en el programa de gobierno propuesto por el antes candidato y hoy alcalde electo.

Una definición de los Planes de Desarrollo es presentada por el Departamento Nacional de Planeación a través del siguiente gráfico:

elplandedesarrollo

Fuente: “Guía elaboración Planes de Desarrollo 2012-2015”.DNP-DDTS

Tal como se presenta en el cuadro anterior, el Plan de Desarrollo plantea desde un punto de partida actual, la visión futura de una situación “deseable”, construida a partir de la concertación. Es un documento donde se unen elementos políticos, técnicos y prospectivos, y es seguramente el “Instrumento de Gestión”, más importante de la administración municipal. En términos más sencillos, es plantear el “como” se materializaran, a través de unas acciones efectivas y medibles (programas), la ejecución de la visión de futuro de la administración territorial, planteada en las elecciones a través del programa de gobierno propuesto a la comunidad.

Con el fin de garantizar la calidad técnica del contenido del Plan de Desarrollo, este debe contar con ciertas características tales como: Debe corresponder a lo propuesto en el programa de gobierno planteado en la campaña; debe estar orientado a resultados, es decir, su ejecución debe ser medible y evaluable a través de metas e indicadores de cumplimiento; debe ser estratégico, donde se definan claramente mecanismos efectivos que permitan solucionar los problemas de la comunidad de manera integral; debe ser prospectivo, es decir, es una exploración de alternativas de un futuro o escenario posible; el plan debe estar diseñado de tal manera que se garantice la eficiencia del proceso de asignación de recursos; debe venir articulado con políticas de planeación regional y Nacional; y debe promover la equidad, entendida como la justa distribución de acceso a los recursos y oportunidades.

Los artículos 5 y 31 de la ley 152 de 1994, establecen la estructura mínima que debe contener el Plan de Desarrollo. En primera instancia debe contener un diagnóstico integral de la situación del municipio, la cual debe describir el escenario actual de la población y por ende las problemáticas que impactan al municipio y a sus habitantes; en segunda instancia contiene la  “Parte Estratégica”, donde se establece la “Visión” del municipio a futuro, los objetivos estratégicos que se quieren cumplir para materializar esa visión, las “metas estratégicas” de corto y  mediano plazo, las cuales  permiten medir la efectividad de plan, descripción de los “programas” y “Subprogramas”, los cuales presentan detalladamente los mecanismos que se adoptaran para resolver las problemáticas planteadas; y en tercera instancia debe contener el “Plan de Inversiones” de mediano y corto plazo, el cual define la proyección de recursos disponibles para la ejecución del plan, sintetiza los programas propuestos, la fuente de financiación y costo proyectado de cada uno y a su vez los indicadores de cumplimiento de los citados programas, y en general detalla los mecanismos de ejecución del plan.

Quienes son responsables de la elaboración, ejecución, seguimiento y control del Plan de Desarrollo?En primera instancia el responsable de la formulación del Plan de desarrollo es el gobernante y su equipo de trabajo. La administración municipal (Alcalde, funcionarios de la alcaldía), lideran el proceso de desarrollo integral y la gestión pública, y para ello a través de definir los programas y proyectos que permitan atender las necesidades de la población, formulan los programas y proyectos que atiendan estas necesidades, programas plasmados en el Plan de Desarrollo, que a su vez, como mencionamos anteriormente, deben ser medibles y evaluables. En otras palabras la administración, diseña, formula y presenta al concejo municipal el proyecto del plan de desarrollo, donde el concejo municipal como corporación administrativaque representa a la sociedad civil, es responsable junto con la administración del desarrollo integral, por lo cual discute y aprueba el proyecto de Plan de Desarrollo.

Pero hay un actor adicional en la construcción y seguimiento del plan de desarrollo, la ciudadanía, la cual es afectada directamente sobre su correcta formulación y aplicación. La ciudadanía puede (y debe) participar en este construcción del plan a través de diversos mecanismos, como la vinculación dentro del Consejo Territorial de Planeación, el cual es el espacio que materializa la representación de las fuerzas vivas y grupos de interés dentro de los municipios, el cual se conforma para que de manera concertada y articulada, la ciudadanía participe en la formulación y seguimiento del plan de Desarrollo. El Consejo Territorial de Planeación participa activamente en la construcción del plan, y en igual sentido puede presentar propuestas para que sean incorporadas en la agenda de desarrollo territorial, a su vez emite concepto y recomendaciones sobre el proyecto del plan. Otro aspecto fundamental consiste en que el consejo territorial de planeación debe efectuar evaluaciones periódicas sobre el cumplimiento de las metas propuestas.

La participación de la ciudadanía, a través del consejo territorial de planeación, o a través de espacios de dialogo desarrollados por la administración municipal, con el fin de establecer problemáticas y posibles soluciones a las mismas, es necesaria para la construcción de un plan de desarrollo, no solo participativo, si no a su vez que cumpla con las expectativas de la ciudadanía sobre la gestión pública de la nueva administración. No sin antes indicar que esa participación no debe circunscribirse a la solución de los problemas de manera individual, que la vía que pasa cerca a mi casa sea pavimentada, que me llegue el servicio de agua, que mi hijo tenga acceso a educación etc. La propuesta de la ciudadanía en cuanto al diagnóstico y solución de las problemáticas debe enfocarse de manera global y persiguiendo el desarrollo integral del municipio, si se enfoca de esta manera, el aporte social al plan, será de incalculable valor. Un Plan de Desarrollo Integral, pensado en la sociedad en su conjunto, redundará en la construcción de mecanismos que permitan resolver los problemas de manera individual.

About the author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: