PIE GRANDE.

Rafael Giraldo Mejía

Cuentan moradores y personas que ocasionalmente se internan en las quebradas de tórtolas y dantas a pescar “negros”,en la vereda Chambery, que es frecuente observar huellas frescas de un ser gigantesco que aparentemente se desplaza un poco más adelante, a juzgar por las gotas que aun chorrean en las piedras y que sirven de apoyo en el difícil desplazamiento nocturno, sin que se pueda corroborar la presencia física de un ente en ese entorno.

Dentro de la gran variedad de seres míticos que han habitado la región, destacan PIE GRANDE y LA MADRE AGUA, lo que fácilmente nos lleva a concluir que aún nos están acompañando en estas cañadas, sin encontrarse vestigios de agresiones o hechos violentos que puedan afectar a las personas.

About the author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: